Nos estamos preparando para empezar el 2016 con mucha energía ynuevas propuestas. Estrenamos el año con este post dedicado a una de las tendencias que siguen teniendo mucha fuerza esta temporada: El estilo industrial, en mueble y decoración de interiores.

Img: Casaycolor.com

Img: Casaycolor.com

Muchos clientes nos preguntan sobre esta tendencia. Es importante saber elegir los muebles para poder crear entornos coherentes y diseños acordes a ese estilo. Veamos algunas de las características más predominantes:

1. Para empezar, hay que tener en cuenta que, como toda moda o tendencia estética tiene un reflejo en movimientos sociales, artísticos y/o culturales. Este estilo tiene una fuerte influencia de un contexto social que proviene de la revolución que lleva el mismo nombre, de los años 20 en Estados unidos.

5K8C0483.jpg

2. Las ciudades se acostumbraron a una estética relacionada con la industria y a vivir rodeadas de zonas para ello. Estas zonas fueron poco a poco aprovechadas como viviendas. De aquí la íntima relación del estilo industrial, con las viviendas tipo LOFT. Espacios en desuso, ambientes diáfanos, etc..

Img: guiaparadecorar.com

Img: guiaparadecorar.com

3. Frente al deterioro de estas viviendas, y la imposibilidad de reformar, surge la necesidad de potenciar estos deterioros y reconvertirlos en estética. Por ello, algo característico de esta decoración, son estructuras del interior visibles, paredes de ladrillo al descubierto, tuberías salientes, viguería expuesta, etc…  

4. Esta revolución social y estética por extensión también influyó en el tipo de muebles de las viviendas. Los ambientes pedían muebles acordes, por eso los materiales predominantes en mobiliario son hierro, acero, ladrillo, y  poco a poco se ha ido sumando la madera. Muebles improvisados que más tarde se recrearon desde perspectivas técnicas de diseño. 

Img: vintageandchicblog.com

Img: vintageandchicblog.com

5. Las características de estos muebles no son únicamente sus materiales, pueden ser en sí mismos elementos característicos de esta revolución industrial reutilizados como sustitutos del típico mueble al que estamos acostumbrados.

Raíles o vías de ferrocarril se usan como patas de mesas, estructuras de fábrica en bordes de baúles, y juntas de mesas, cajoneras con impresiones de números… todo en estado puro, sin disimular el paso de los años.

6. En cuanto a los colores predominan los materiales sin tratamiento, los negros, pero también se pueden ver muebles con pinturas desgastadas en tonos azules, rojizos, verdes o marrones.  Incluso acabados al óxido, sin el mínimo esfuerzo por disimular el desgaste del tiempo, es más muchas veces, potenciándolo.

 7. El mueble industrial original es complicado de encontrar, pero hoy en día ya existen maravillosas reproducciones incluso diseños muy mejorados en cuanto a practicidad, y utilidad. Por eso muchos muebles para cocinas y baños se materializan en acero inoxidable. 

Img: decorablog.com

Img: decorablog.com

Si estás pensando en comprar un mueble de este estilo, o conseguir sacar el mayor partido a tu LOFT, el primer paso es pedir un asesoramiento profesional. Es importante por ejemplo saber cómo combinar este tipo de muebles con otros más ligeros para rebajar el efecto visual de pesadez de estas piezas. O cómo iluminar para contrarrestar la oscuridad intrínseca del esta estética. Incluso cómo mezclar elementos industriales con elementos que ya tienes, si es eso lo que buscas, etc…