¡¡Hola!! Esta semana en la que estamos especialmente creativas, nos ha parecido una idea fantástica dedicar el post a una técnica que nos apasiona: el patinado. Una de las técnicas que por sus características resulta perfecta para aplicar en nuestro taller de restauración. Como hicimos con la última vitrina restaurada.  ¿Aún no la has visto?

Podríamos definir el patinado como una técnica de acabado de la madera que consigue darle un aspecto gastado o envejecido a la madera. Puede aplicarse a muchos otros materiales, pero centrándonos en los muebles, podríamos afirmar que la técnica del patinado busca potenciar los pequeños defectos que la madera tiene de manera natural. 

A-21_1-Detalle.jpg

Las maderas naturales tienen huecos, grietas, relieves o hendiduras que podemos aprovechar y tratar para darle a nuestro mueble el toque desgastado que buscamos. La cultura del reciclado, la restauración y el estilo retro vintage sigue siendo tendencia en decoración e interiorismo, por eso  esta técnica es perfecta para darle un nuevo aire a nuestros muebles. 

La Técnica Patinado en Madera en 3 sencillos pasos

  1. Aplicar el sellador. Si la madera es muy porosa debemos aplicarlo para conseguir que la pintura pátina se absorba de manera más lenta para así poder trabajarala. 

  2. Preparar pintura pátina. Para conseguir el tono deseado con la textura propia de esta técnica, debemos mezclar la pintura del color base que queramos con óleo y el toque mágico de tiza polvoreada, que le dará ese toque especial a la pintura. 

  3.  Aplicar la pintura. Aquí viene la parte quizás más complicada de la técnica patinado, pero sin duda la más creativa. Aplicamos la pintura con un trapo o algodón en zonas pequeñas y la retiramos antes de que la pintura se seque. Podemos conseguir diferentes efectos en nuestros muebles dependiendo del tiempo que dejemos la pintura actuar, la cantidad de pintura que apliquemos o la presión con la que apliquemos la pintura. 

Como os hemos comentado al principio, esta técnica puede usarse en todo tipo de muebles. Aquí os dejamos un ejemplo con estas dos preciosas sillas  y banco en blanco con la técnica Patinado que tuvimos en nuestra tienda. Ya nos apasionaba la técnica en aparadores, cómodas y muebles más robustos, pero estas sillas no nos pueden gustar más. ¿Qué opinas? 

Esperamos haberte descubierto el encanto de una de las técnicas de restauración con la que más nos gusta trabajar y haber creado muchos seguidores del Patinado.  Nos vemos la semana que viene. ¡¡Disfrutad de la semana!!